PATRIA

Persigo mi patria en sueños por las noches. El subconsciente me hace aproximarme a ella con cruel asiduidad. Me lleva a su terreno. Yo, atrapado en ese placentero momento, me dejo hacer. Me vienen cientos de imágenes. El chalet, el terreno, el césped, los pinos. Sí. Mi patria era un chalet situado en la Urbanización Pinar de Campoverde perteneciente al término municipal de Pilar de la Horadada, último pueblo de la Comunidad Valenciana. Mi patria se vendió hace tres años, ya nada mas se supo de ella. Quedó pasto del recuerdo que nos han quedado a cada uno. Los recuerdos, las emociones, las vivencias. Todos y cada uno de los fragmentos de vida que disfrutemos allí, eso es mi patria.
Todavía mantengo los recuerdos muy presentes de todo lo acontecido allí. Siendo aún muy niño pasaba largas temporadas del verano en ese territorio. Me parecía maravilloso la sensación de libertad que tenia. Aquel olor a tierra mojada. Los trinos de los pájaros. Todos y cada uno de de los instantes que pasaba allí eran maravillosos. Me encantaba descalzarme y sentir la hierba húmeda bajo mis pies. Y soñar meciéndome en la hamaca mientras miraba el horizonte. Algunos de esos tiernos sueños de infancia se han cumplido, prueba es, que de vez en cuando publico algún que otro artículo y estoy gestando el que va a ser mi segundo libro, el primero en solitario. Otras quimeras que juré perseguir, han resultado pasto de mis propias llamas. En esa época soñaba con ser reportero de guerra o corresponsal en países extraños y exóticos, pero ese espíritu aventurero quedó en aquellas novelas de Dumas que devoraba con devoción en las calurosas horas de la siesta. Tal vez algún día viaje, pero seré un mero turista. Un visitante más. El excursionista un millón que con su cámara va a hacer de las suyas, para luego hacerse el interesante con las amistades.
Retomo mis divagaciones patrióticas para llegar a la conclusión de que me he convertido en un apátrida. Un ser errante que realmente no encuentra su sitio, ya que tiene muy arraigada la emoción de su patria sentimental. Intento recapacitar. Me voy a mirarme al espejo y entre tanto enredo recuerdo una frase que le dice Federico Luppi a Juan Diego Botto en la maravillosa película Martin H.
“La nostalgia y todo eso es un Bálsamo. No se extraña un país. Se extraña el barrio en todo caso, pero también lo extrañas si te mudas a 10 cuadras. El que se siente patriota, el que cree que pertenece a un país es un tarado mental. La patria es un invento. Que tengo que ver yo con un tucumano o un salteño. Son tan ajenos a mi como un catalán o un portugués. Estadísticas. Números sin cara. Uno se siente parte de muy poca gente. Tu país son tus amigos y eso si se extraña”.

Anuncios

Una respuesta to “PATRIA”

  1. Anonymous Says:

    Se extrana algo cuando lo tienes lejos, pero en realidad yo no echo de menos el pais, ni el pueblo, si a mi familia, pero ellos van a estar siempre ahi, ahora me acostumbro a vivir aqui, y luego, si algun dia vuelvo, tambien voy a echar esto de menos muchisimo, por eso me cuesta tanto pensar en volver… no quiero hacerlo ahora, todavia no es el momentobesos tesoroNeus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: