ALICIA

Te crees tan lejos de Alicia que ya no persigues conejos blancos. No luchas contra la reina de corazones, ni traspasas espejos con tal de pasar a otra realidad. Te sientas en la barra de un bar cualquiera a ver el mundo pasar. Y buscas Robinsón, a tu Viernes. Y tu isla en la barra del bar. Una isla desierta pero poblada de solitarios.
Con sumo cuidado apartas la espuma, ves tu reflejo en el café. Te bebes de un trago. Y vuelves a caer en tu realidad amarga y caliente como el café que esta abrasando tu esófago. Corres, corres, corres; el tiempo apremia. Vuelves a la oficina e imaginas que la cucaracha que te acompaña, puede ser Kafka o tu mismo atrapado en un sueño.
Anuncios

2 comentarios to “ALICIA”

  1. Estimada Encantes,te escribe la “anónima” de la entrada “Varices”. Por cierto, me llamo Judith, no me gusta utilizar pseudónimos conmigo mima.Como lectora y como mujer, me alegra mucho el que reivindiques el derecho que todas tenemos a sentirnos receptoras de sentimientos expresados como los de tal entrada, y más viniendo de un poeta, como en su tiempo podría haber sido Bécquer, Lope, Garcilaso, etc.Por otro lado,lo de “A mi grillo” (vieja historia de mi persona, que nada tiene que ver con el poeta en si) no me dejó dudas. De todos modos, siento haber pecado de protagonismo, pero el ser considerada como una variz suya (a qué negarlo, yo también le hice saber que eso para nada es un halago) me lo ha ganado a pulso, créeme, y que me considere tan “suya” me ha costado sudor y lágrimas. Y por suerte o desgracia, ahora él paga las consecuencias. No es este el mensaje de una “variz” celosa,(más quisiera…) si no el de una mujer que sabe lo que se dice y advierte a las demás sobre los efectos secundarios de desear ser algo íntimo de un escritor.Afectuosamente, para bien o para mal,la musa de Eduardo.

  2. encantes Says:

    Estimada Judith,me sorprende para bien tu sinceridad y tu seguridad. Sigo sin opinar lo mismo que tú, no obstante no me cabe duda de que eres Musa del Reino de las Fantasías.Déjame que te contradiga de nuevo. para defender el gremio de las musas, sinceramente creo que no tenemos porque tener efectos secundarios, nuestra divinidad está por encima de la realidad y de los efectos. Que sude y lloré él, que tú eres una princesa.Sin embargo cuando una baja de fantasía y se dedica a querer ser una persona involucrada intimamente con el infelíz escritor inevitablemente pierde los papeles. O eres persona y buscas a eduardo o eres Musa y buscas al escritor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: