DOMICILIO PRIVADO

Hay muchas sombras pero no son reales.
No eres la única que tiene miedo aquí.
Abre los ojos, dime que estás conmigo.
Necesito tu boca en las noches de amor,
el olor de tu vientre como tierra mojada.
Necesito tus ojos a nueve o diez centímetros
cuando golpeen la puerta las culatas.
Eres tan hermosa como un bosque en invierno.
Me da igual el futuro, me quedaré a luchar.
Si huyésemos ahora, toda la vida
Samiah estaríamos huyendo.

No tengas miedo amor. Prepara el té,
sigamos haciendo los deberes Amir.
Acuéstate Karim, ahora te leo un cuento.

(de “Insomnio de Ramalah”, Editorial Eclipsados, Zaragoza, 2005)
Ängel Petisme

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: