LA FÁBRICA

En el centro de envasado para carnes un hombre calvo suda
El cráneo es una pista de patinaje, las gotas de sudor resbalan fácilmente
Sobre las hamburguesas.
Una chica malquerida mira a otra que parece lesbiana
Y piensa en flujo y en mareas y en fútbol.
Ganamos el partido.
Algunos hombres debieron ser hermosos, allá por los setenta…
Las botas blancas salpicadas de sangre
El logo de la empresa que es lodo en la camisa.
Oh! y toda esa carne, toda esa carne
Los huesos se amontonan en bidones oxidados, junto a una puerta siniestra.
Son restos y pronto será tarde.
Un tren pasa rápido junto a la fábrica el sonido parece
Una canción perpetua que se inventan los raíles.
Y están esas escaleras metálicas, rojas.
Todo son puertas, pasillos, césped que pretende verde, camiones.
Importación.
Exportación.
La sonrisa maltrecha, todos estos años hurgando amasando oliendo sintiendo
Calando estrechando girando tomando comiendo bebiendo
Toda esta sangre oh! sangre
Oh! cariño hay tanta
Tanta
Tanta
Tanta
Carne.

Safrika

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: