NO PODRÉ AHOGARME NUNCA CONTEMPLANDO

No podré ahogarme nunca contemplando

de estos arcos, la belleza

en organdí labrados, blanquecinos y sutiles

como joyas para una novia penetrada por el agua

de Venecia.

La luz y su color intenso que cicatriza mis ojos

más allá del naranja, que expulsan las vidrieras

tocan demasiado en mis adentros.

De pronto, una barca blanca vestida de siniestra primavera

sale al paso de un marrón en verdes ensalzado

Los árboles, luminiscencias, agua,

y el verde  que da la vida,

han dejado mis ojos impregnados de íntima poesía.

Gracias Gonzalo, la fotografía sigue viva todavía.

OUKA LEELE

(Bárbara Allende Gil de Biedma)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: